viernes, 1 de agosto de 2014

¿Lo importante es competir?




Lo escuché mil veces… “No importa ganar, lo importante es competir”. Es verdad, competir, etimológicamente significa pertenecer (del latín: competere). Pero no es la semántica que le adjudicamos, para nosotros -y nuestros niños- competir es superar, por lo menos tratar de superar al otro.
Confrontar, oponerse, rivalizar…
Enseñamos lo que está mal como si estuviese bien …Deberíamos replantearnos los valores.


Repetimos como loros lo que nos enseñaron sin evaluar hasta que punto lo que nos enseñaron es positivo. Lo que nos enseñaron creó el mundo que tenemos, que construimos gracias a lo que aprendimos. Y el mundo que tenemos es lo que tenemos que mejorar. Repetir viejas estructuras no nos ayuda a crecer.
Si les enseñamos a competir, para que se puedan desenvolver en este mundo, ¿cuándo cambiamos el mundo?... Somos cómplices del individualismo, y no porque adjudiquemos una semántica equivocada a las palabras; sino porque enseñamos a superar al otro en lugar fomentar el superarse a sí mismo.

Queremos un mundo solidario y fraterno, sin guerras ni codicia, queremos vivir en paz… Pero hay un abismo entre lo que es y lo que deseamos porque hay pasos que no estamos dando. Entonces, decimos que lo que deseamos es utópico y ahí cerramos el asunto.

La educación en la auto observación posibilita que cada uno saque lo mejor de sí mismo y lo ponga al servicio del Todo, así esa competencia es un compartir entre seres competentes …Y nos genera pertenencia a un mundo mejor.





Alicia Gianfelici


Publicar un comentario